Cómo ahorrar dinero. 8 Consejos

En estos tiempos difíciles, económicamente hablando, es necesario recordar cómo ahorrar dinero en nuestra casa y con la familia. La administración del dinero doméstica es la clave fundamental para tener un buen ahorro y poder crecer económicamente.

Los millonarios son ricos porque saben ahorrar. Saber ahorrar no es vivir mal, sino controlar los gastos y no tener un agujero en el bolsillo. Estos son 8 consejos súper sencillos que te enseñará cómo ahorrar dinero.

Hacer un presupuesto

En el corazón de cualquier plan de ahorro se encuentra un presupuesto. El presupuesto le ayuda a priorizar sus gastos y a encontrar un equilibrio entre gastos y ahorros durante todo un año.

Al revisar los extractos de tu tarjeta de crédito, facturas, extractos bancarios y recibos, puedes calcular todos tus gastos habituales, como el alquiler o el préstamo hipotecario, el transporte, el seguro y la electricidad.

Luego, deduce estos gastos de tus ingresos: tu trabajo a tiempo completo o parcial o trabajo ocasional, pensión, beneficios del gobierno, pagos de manutención de los hijos, inversiones, etc.

Si gastas más de lo que ganas, pregúntate qué podrías recortar o dejar.

Al determinar tus prioridades de dinero, piensa qué artículos necesitas para tus gastos básicos de vida y cuáles son extras o cosas de las que podría prescindir si necesitaras ahorrar algo de dinero.

Es recomendable actualizar el presupuesto al menos una vez al año. O con más frecuencia si tus circunstancias cambian significativamente (por ejemplo, conseguir o perder un trabajo, tener un bebé).

Seguimiento de gastos

seguimiento de gastos

Podemos caer en la trampa de pensar que gastar en grandes cosas es lo que nos mete en problemas, cuando a menudo son las pequeñas cosas las que terminan costándonos más (suscripciones mensuales de 3€, por ejemplo).

Por eso es importante realizar un seguimiento de sus gastos diarios, para que no vivas más allá de tus posibilidades. Tu extracto bancario te dirá cuánto dinero ingresas en la cuenta bancaria y cuánto dinero sale. Luego, puedes compararlo con tu presupuesto para ver si lo estás cumpliendo o no. A continuación, puedes identificar las áreas en las que puede ahorrar.

La sola idea de tener que hacer un seguimiento de nuestros gastos puede evitar las compras impulsivas.

No tengas tarjeta de crédito

El mejor consejo es no tener una tarjeta de crédito ¿Para qué usar dinero que no tienes? es muy goloso y tentador saber que dispones de dinero que no tienes, y eso solo te traerá problemas junto con altos intereses en la devolución del dinero.

Para ello están las tarjetas de débito que gasta únicamente lo que tienes el banco. Ahora bien, esto también puede ser peligroso para aquellos que no tienen freno en sus compras.

Otra alternativa es la tarjeta monedero que ofrecen actualmente casi todos los bancos. Esta es una tarjeta en la cual metes cantidades de dinero, generalmente entre 6€ y 1.000€. Esto viene bien en cuanto a seguridad: una salida de vacaciones y llevas esta tarjeta. Si la pierdes o te roban solo habrás perdido lo que tenías allí, no todo tu dinero.

Este método también te puede ayudar a ahorrar más.

Abrir una cuenta de ahorros

Al restringir el acceso al dinero, las cuentas de ahorro pueden ofrecerte una tasa de interés más alta que una cuenta de transacciones básica.

Las cuentas de ahorro son un lugar donde puede depositar parte o la totalidad de tus ingresos después de haber repartido los gastos, cualquier ganancia inesperada (por ejemplo, devolución de impuestos). Puedes protegerse de la tentación de gastar este dinero configurando transferencias automáticas programadas desde tu cuenta principal a tu cuenta de ahorros.

Un método de ahorro es redondear la cantidad que tienes. Si tu cuenta principal tiene 109€ redondéalo a 100 y transfiere 9€ a tu cuenta de ahorros, por ejemplo.

Algunas cuentas de ahorro también tienen un interés (aunque sea bajo) que podrá «combatir» contra la inflación.

Centrarse en los gastos recurrentes

Revisa tus extractos bancarios y observa todas las cosas en las que has gastado dinero durante el año pasado.

Luego, calcula cuánto dinero puedes ahorrar, por ejemplo, refinanciando tu préstamo hipotecario, comparando proveedores de seguros y otros servicios. Dedica un día a repasarlo todo y podrás ahorrar miles.

Si bien todo ayuda, los grandes gastos recurrentes son los que brindan el terreno más fértil para impulsar tus ahorros.

Un seguro puede ascender a varios miles de euros al año, por lo que un ahorro del 10% podría equivaler a cientos ahorrados.

Reducir el gasto de combustible requiere una vigilancia constante.

Incluso si estás satisfecho con tus proveedores de servicios móviles e Internet, pregúntales si tienen un plan más económico. Esta es información que no siempre ofrecen voluntariamente a los clientes existentes.

Controla tus impulsos

cómo ahorrar dinero tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito, los cajeros automáticos y las compras en línea hacen que gastar dinero sea más fácil que nunca. Especialmente en las cosas que queremos más que necesitamos; la medida en que sucumbimos a la tentación generalmente se reduce a nuestra fuerza de voluntad. Los estudios han demostrado que el autocontrol es un poco como un músculo que se cansa con el uso.

Irónicamente, es la fuerza de voluntad de los compradores más pobres la que tiende a agotarse más. Esto se debe al hecho de que enfrentan repetidas y difíciles decisiones financieras.

No es que los pobres tengan menos fuerza de voluntad que los ricos, más bien, para las personas que viven en la pobreza, cada decisión, incluso si comprar jabón, requiere autocontrol y se sumerge en su limitada fuerza de voluntad.

Si ves algo que deseas, espera al menos un día antes de comprarlo, 30 días si es una gran compra no necesaria. Es posible que descubras que pasa el impulso. Otra forma de cortocircuitar tu impulso de compra es calcular cuántas horas de trabajo representa el precio de compra; lo más probable es que pienses que el artículo no vale la pena.

Planifica tus comidas

La planificación de las comidas es una de las formas más fáciles de ahorrar dinero, dice Kalpana Fitzpatrick, fundadora de MummyMoneyMatters.com

Si sabes lo que estás comiendo durante la semana y has comprado en consecuencia, no habrá necesidad de visitas aleatorias al supermercado. Las visitas adicionales dan como resultado que gastes más dinero e incluso que desperdicies comida.

Será aún más fácil para mantenerse dentro del presupuesto comprando todos los artículos básicos en tiendas de menor precio.

Si una familia de cuatro hace esto, no tendrá que gastar más de 100€ en sus compras semanales.

Evita una mentalidad de pobreza

Muchas personas consideran el ahorro, es decir, utilizar el dinero y otros recursos con cuidado y sin derrocharlos, como una virtud.

Sin embargo, aunque el ahorro es una forma obvia de ahorrar, debemos evitar ser demasiado frugal.

En última instancia, la única forma de salir adelante financieramente es concentrarse en ganar, ahorrar e invertir.

Centrarse en escatimar en la factura de la alimentación y la electricidad sólo te llevará hasta cierto punto y te pondrá en riesgo de tener una mentalidad de pobreza.

Una mentalidad de pobreza, o carencia, es aquella que se preocupa por la escasez de dinero: todas las cosas que la persona no tiene y no puede conseguir.

Estas personas tienden a tener creencias autolimitadas y a tomar decisiones basadas en el miedo a perder o fracasar. Por el contrario, las personas con mentalidad de prosperidad o abundancia basan sus decisiones en cuáles son los posibles beneficios.

Estos son 8 consejos que hablan de cómo ahorrar dinero en estos tiempos difíciles.

Cómo ahorrar dinero. 8 Consejos
Scroll hacia arriba